Pancho Cabral: “Hay que ser coherente con lo que se canta”

Fiel a su estilo crítico, directo, el hombre del barrio San Vicente, contó que ya trabaja en su nuevo disco Solar de la albahaca. Se confesó amante del Jazz Latino y fue muy duro con su colega “Colacho” Brizuela.

Con conceptos claros, contundentes y hablando en tercera persona Pancho Cabral mantuvo una distendida charla con Evangelina Vilte en el programa radial Colores en la Música (La Coplera 91.3 Lunes a viernes de 17 a 20).

El autor del libro Kakano y las divinidades diaguitas comenzó hablando de su más reciente disco Corazón en su Nostalgia, y contando la estrategia de hacer llegar el disco a la gente.

"No dejo los disco en ningún lado, los vendo o los regalo. Yo me sacrifico mucho, escribo las canciones, hago la producción, pienso el arte, busco el arte, entonces dejárselo a alguien y encima darle un porcentaje sobre mi obra no me parece justo."

"Es un disco que lo tenía pensado desde hace mucho tiempo, son canciones que escribí en Europa y las tenía guardada."

Siempre hablando de la música, Cabral afirma que “el cantor riojano es soñador por excelencia, me gusta cantar boleros, y voy a grabar un disco de boleros. Ya tengo los temas seleccionados.”

En cuanto las distintas interpretaciones de sus obras reconoce que “me gustan. Algunos las enriquecen y otras las destrozan pero por lo general me gusta escuchar otras versiones de mis temas.”

Evangelina Vilte lo llevo a la década del 70 cuando el cantante vivió en Europa preguntando qué cosas extraba. “Siempre fui riojano, siempre hable con mi acento, seguramente algo se ha perdido de mi tonada pero siempre trate de hablar de la misma forma y tener las mismas expresiones idiomáticas nuestras.”

Que la vida me haya dado la oportunidad de andar por distintos lugares del mundo, lugares donde nunca pensé estar, no quiere decir que tenga que cambiar mi personalidad. Yo veo artistas que han hecho dinero e inmediatamente cambian de personalidad, y cuando me quieren hablar me mandan a llamar. Mandan a otro. Francamente eso me molesto y me pasó hace poco.”

Al referirse a la manera de escribir, de componer expresa que “es una virtud que la vida te va dando. Si vos escribís sobre los niños, la paz, la ternura y después pisoteas todo eso quiere decir que está mintiendo. No sos coherente.”

Conozco grupos que cantan canciones de Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana, que son poetas del pueblo, y ellos tienen una ideología totalmente opuesta a estos poetas. ¿Por qué los ensucian? ¿Por qué los cantan?, si nunca se van a arrimar a un barrio, no les gusta ni les interesa. Hay que ser coherente con lo que se canta.”

La conductora de Colores… cuestiona sobre el abuso de alcohol o droga de los artistas, como vía de escape, ó para encontrar esa armonía.

Es algo totalmente triste, si alguien como Ramón Navarro o Pancho Cabral hubiese seguido ese camino no estaríamos cantando ni escribiendo.”

Todo eso que nombras nosotros la tenemos gratis, porque te llevan, te invitan. Estuve en muchas ocasiones pero no ha sido mi vida. Para mí un vaso de torrontés o tinto es más lindo. Todo eso te da el equilibrio del cual hablamos.”

Sobre su relaciones con Mercedes Sosa y como la tucumana llego a cantar canciones suya, Pancho Cabral explica que “le compuse una canción (Canto a Mercedes), ella me dijo “Pancho no la voy a poder cantar porque está dedicada a mí”, entre risas.

“A través de Los Huanca Hua hicimos una linda amistad. Los 9 de julio (día de su cumpleaños), íbamos a su casa en Buenos Aires.”

Yo creo que mercedes podría haber grabado más canciones mías, a lo mejor tener un riojano al lado no ha sido positivo para Pancho Cabral. Grabo “Chayita del vidalero” y después grabo una chaya de Peteco Carabajal, solamente dos chayas en toda su vida! Por eso digo que el guitarrista riojano podría haber sido más generoso con los artistas riojanos, mas allá de su talento como creador. A "Colacho" Brizuela le di canciones y casette y sé que nunca llegaron a Mercedes.”

En cuanto a una materia pendiente en su vida el autor de Como esperando la vida reconoció que le hubiese gustado interpretar bien un instrumento. “Yo me puedo acompañar es una rítmica mía pero hubiese gustado ser más dúctil.”

Noticias Destacadas